Que Facebook es el arma perfecta para comunicar nuestro mensaje de manera eficaz y económica ya lo sabemos. Sin embargo, no es tan sencillo como escribir un post, publicarlo y esperar a que todos nuestros seguidores lo vean en el momento que accedan a su cuenta. ¿Por qué, si publico todos los días, hay personas que no ven apenas ninguna de mis publicaciones? ¿Por qué a veces mis mensajes alcanzan un número bajísimo de personas? La respuesta a todos tus quebraderos de cabeza solo es una: Edgerank, el algoritmo de Facebook.

Edgerank es un conjunto de operaciones matemáticas que determinan a qué personas se mostrará tu mensaje. De momento, nuestro amigo Zuckerberg no ha revelado aún el secreto de su funcionamiento, pero en Hiruka sabemos que depende de tres factores que, a partir de ahora, te tienes que grabar en la cabeza como si de la canción del verano se tratara:

Interacciones

Uno de los datos en los que se basa Facebook para mostrar tu post entre la marea de selfies, fotos de comida y gifs de “odio los lunes”, o “por fin es viernes”, es la interacción que el usuario acostumbra a tener con tu página. Si una persona da a ‘Me gusta’, comparte o comenta la publicación, la plataforma entiende que tus aportaciones son de calidad y merecen ser mostradas. Por ello, y como te hemos repetido es más de una ocasión, debes primar la calidad a la cantidad, y ofrecer entradas interesantes que vayan a generar una emoción entre los usuarios.

Edgerank_algoritmo_de_Facebook_que_determina_tus_publicaciones

 Tipo de post

El segundo factor que Facebook utiliza para determinar si tu mensaje merece ser mostrado o no es el tipo de contenido que compartes. Como es comprensible, una foto o un vídeo acompañadas de texto aportan mucha más información y calidad que un simple texto, por lo que escalará posiciones con mucha facilidad. Aún así, y una vez más, esto vuelve a estar determinado por las interacciones que genera: por mucha información que aportes, si no consigues que nadie reaccione ante ella, Edgerank entiende que tus esfuerzos por estar en los primeros puestos no han sido suficientes, y la calidad es escasa.

Actualidad

“Vale. Ya lo he entendido. Ahora, en vez de todos los días, publicaré solo un post a la semana, pero con un buen texto y un vídeo genial, que consiga emocionar hasta a mi seguidor más despiadado”. Pues tampoco. Por muy perfecto que sea tu post, no debes olvidar que las redes sociales son un sinfín de actualizaciones y que, aunque te hayas currado tu entrada como el que más, solo tendrá vigencia el día de su publicación o, como mucho, al día siguiente. Y es que el tercer factor de este algoritmo se rige en base a la actualización constante de las páginas de Facebook.

Sí, Facebook es muy divertido para compartir con tus amigos las fotos del último finde y el nuevo temazo de ese cantante, pero cuando se trata de vender, la cosa se complica. Ahora que tienes sus secretos mejor guardados, no dejes que te la vuelvan a jugar: solo tienes que pensar un poco más lo que publicas.

Share This
SOLICITA_PRESUPUESTO