En los últimos años se ha vivido un importante auge en las ventas por internet, tanto que casi llegan al nivel de las ventas tradicionales. Parecía imposible, pero el futuro ya está aquí: ¿no tienes que ponerte para esta noche y no te apetece levantarte del sofá? ¿se te ha olvidado el ingrediente principal de tu plato estrella para callar la boca a tu cuñado este domingo? No pasa nada. Internet siempre tiene la solución. Cada día se abren nuevas e-commerce, hasta del negocio más pequeño, y eso no siempre es positivo: por mucho que tus posibilidades de venta aumenten con el simple hecho de estar presente en Google, si no gestionas de manera adecuada tu tienda online puedes malgastar mucho tiempo y recursos sin estar recogiendo los frutos que esperabas. No pasa nada, para eso estamos aquí. Sigue los consejos de Hiruka y los resultados de tu tienda online mejorarán en un abrir y cerrar de ojos.

El SEO es tu amigo

No te hagas ilusiones; difícilmente llegarás a ser el primero en abrir un e-commerce de determinado producto. Pero que no seas el primero no quiere decir que no puedas aparecer el primero en el buscador. El SEO consiste en la utilización de palabras clave y su uso estratégico para que Google rastree y encuentre tu página antes que la de la competencia. No te vamos a engañar, no es cosa de un día, pero con un poco de esfuerzo, se consigue. Lo más importante es dejar bien claro qué producto estás vendiendo. Por ello, si quieres mostrar una camiseta de hombre azul, tienes que explicar que lo es. Piensa que si te limitas a poner “camiseta” como descripción estás dejando a la imaginación muchas cosas: puede ser de hombre; pero también de niño o de mujer, y, por supuesto, de cualquier color. Pero el SEO no acaba ahí, y es que Google también tiene en cuenta las imágenes. Al subir la fotografía del producto que quieras vender, tienes que rellenar esos campos que tanta pereza dan que se llaman “metadescripción” con esas palabras descriptivas que ayudarán a que tu web se posicione. De esta manera, estarás un paso más cerca de que la camiseta azul acabe en el hombre que la estaba buscando.

consejo-para-gestionar-tienda-online

 

Aprovecha cualquier oportunidad

Está demostrado que más de la mitad de las compras online que no tengan un precio excesivamente elevado se hacen por impulso. Tú tienes que aprovecharte de eso. ¿Cómo? muy sencillo: teniendo un diseño perfecto que le enseñe a tu cliente de un vistazo exactamente lo que estaba buscando. No te limites a subir todos tus productos sin categorizarlos, escoge estratégicamente cuál quieres que vaya antes y cuál después. Así conseguirás que tu comprador no pierda ni un segundo en algo que no le interesa. Pero no te quedes ahí: otra baza muy importante son los productos relacionados. Una vez hayas conseguido que haga click en el ansiado botón de “añadir a mi cesta”, aprovecha esa oportunidad y muéstrale que, si le gusta eso, probablemente le puedan interesar esos pantalones que combinan perfectamente con la camiseta que se acaba de comprar.

Tienes que estar presente

Las redes sociales son el aliado perfecto para tu e-commerce. Si el SEO te falla o te está costando más de lo esperado, hacer un buen trabajo en tu página de Facebook o cuenta de Twitter conseguirá generar tráfico a tu web. No te vamos a engañar, esto tampoco es tarea fácil: no te permitas el lujo de dejar tus páginas abandonadas días y días sin actualizaciones. Por mucho que sea complicado encontrar algo de interés que publicar todos los días, el estar siempre presente hará que tus seguidores recuerden el nombre de tu marca y, en el momento que necesiten algo relacionado…¡tachán! su mente recordará tu tienda. Pero cuidado: al igual que no estar apenas presente es negativo, estarlo demasiado también puede serlo. Piensa dos veces antes de publicar determinados contenidos por su escaso interés o el poco trabajo que te han llevado. ¿Te has quedado con ganas de más? echa un vistazo a estos consejos para gestionar tus redes sociales.

Diseño responsive

Al igual que la mayoría están en las redes sociales, también lo están en el móvil. Solo en el 2015, la mitad de los usuarios que navegaban por páginas web lo hacían desde el móvil (¡y todavía no había salido el Iphone 6!), hazte una idea de la ingente cantidad de posibles clientes que pueden llegar a tu tienda de esta manera. Por esta sencilla razón no vale ver bonito tu e-commerce solo desde la pantalla del ordenador. Asegúrate de que la plantilla que hayas instalado en tu gestor o la programación que hayas utilizado tenga un diseño responsive; esto es, que se adapta a todo tipo de pantallas y no haga imposible la navegación.

Consejos-para-gestionar-tu-tienda-online-

No se lo pongas difícil

¿Cuántas veces has ido a comprar algo y te has echado atrás porque no te ha gustado el proceso de compra? Seguro que más de una. Aprovecha esa mala experiencia de usuario para no ofrecerla en tu página. Cuantos menos pasos pongas hasta el momento de pagar, mejor. Muchas webs obligan a los clientes a registrarse y verificar su cuenta antes de hacer la compra, consiguiendo una huída generalizada de ventas. Con esto no te recomendamos que no tengas la opción: siempre es bueno que haya personas registradas y conocer sus gustos y rutinas de compra, pero solo si ellos quieren. Añade la opción de “comprar como invitado” para que solo tengan que poner los mínimos datos para que el producto llegue a su destino. No lo olvides: a nadie le gusta gastar dinero, no les des la oportunidad de que se lo piensen dos veces.

Sí, sabemos que lo de vender por internet tiene su miga, pero el aumento de ventas que puedes conseguir es increíble. No lo pienses más y haz caso a los consejos de Hiruka sobre cómo gestionar tu tienda online. No te arrepentirás.

Share This
SOLICITA_PRESUPUESTO